Bolas chinas: ¿Para qué sirven las bolas chinas y cómo se usan para estrechar la vagina?

La importancia de los ejercicios de Kegel

Muchas mujeres se sienten conscientes de su cuerpo y en particular de su vagina a medida que envejecen o después de tener un bebé. No saben qué pueden hacer para restaurar su cuerpo como cuando eran más jóvenes y comenzar a sentirse seguras de nuevo. La buena noticia es que hay varias maneras de hacerlo, como por ejemplo haciendo ejercicios de Kegel.

Los expertos en atención médica recomiendan ejercicios de Kegel por varias razones porque fortalecer los músculos pélvicos o músculos de Kegel ayuda de varias maneras en la salud sexual. Por ejemplo:

  • Ayuda a tratar el prolapso vaginal
  • Ayuda a prevenir la incontinencia urinaria
  • Mejora las sensaciones y por lo tanto provoca una intensa excitación sexual
  • Aumenta la elasticidad vaginal
  • Repara una vagina ancha
  • Ayuda a alcanzar orgasmos fácilmente y sin muchas molestias
  • Aumenta los resultados positivos de las cremas de estrechamiento vaginal como V-Tight Gel
  • Ayuda a mejorar el placer sexual y el impulso sexual en general
  • Se acelera la recuperación vaginal después del embarazo, y por último
  • Ayuda a tratar ciertas inflamaciones en las glándulas prostáticas

¿Pero sabes que hay algo que siempre puedes incorporar a tus ejercicios de Kegel que te ayudará a experimentar mejores orgasmos, rejuvenecer tu vagina y tener unos órganos sexuales más sanos de forma natural?

Estamos hablando de las bolas de Kegel, también conocidas como bolas chinas, bolas Ben Wa o bolas de geisha.

Pero ¿qué son las bolas chinas?

Sigue leyendo para saber qué son las bolas chinas, para conocer los beneficios de las bolas chinas y para descubrir para qué sirven las bolas chinas.

 

 

Beneficios de las bolas chinas: ¿Qué son las bolas chinas y para qué sirven las bolas chinas?

Las bolas chinas son una herramienta que puedes utilizar para fortalecer tu piso muscular pélvico. Sus efectos van más allá de las sensaciones orgásmicas y son un ejercicio que requiere un mínimo esfuerzo.

Estas bolas facilitan el tipo de ejercicio que seguramente te ayuda a obtener un rendimiento increíble cuando estás compartiendo tiempo íntimo con tu pareja, entre muchos otros prácticos beneficios.

Para entrenar los músculos del piso pélvico puedes usar estas bolas que están siendo mejoradas constantemente para ayudarte a alcanzar los mejores resultados.

Usar bolas chinas adecuadamente te ayuda a fortalecer los músculos de la vagina, lo que mejora el rendimiento sexual en general. Además, cuando están en el interior de tu vagina, masajean consistentemente tus paredes vaginales y esta sensación ha sido asociada con cierta excitación sexual intensa. Una vagina estrecha con la ayuda de unas bolas chinas puede ser justo lo que necesitas para aumentar tu experiencia sexual.

Entre los beneficios de las bolas chinas más destacados se encuentran:

  • Ayudan a fortalecer los músculos Kegel o vaginales.
  • Aumentan las sensaciones y, por lo tanto, provocan una intensa excitación sexual.
  • Ayudan a alcanzar el orgasmo con mucha facilidad.
  • El control de la vejiga urinaria mejora.
  • Incluso pueden causar la erección del clítoris durante las relaciones sexuales.
  • Ayudan a aumentar el placer sexual, incluso de tu pareja.
  • También ayudan a aumentar tu deseo sexual.
  • Desarrollarás un mayor control de tus músculos vaginales y podrás contraerlos rítmicamente durante las relaciones sexuales.
  • Ayudan a hacer que el parto sea más fácil Además, después del parto, tus músculos volverán a su forma original más fácil y rápidamente.

 

Historia de las bolas chinas

Las bolas chinas se han utilizado en diversas formas por las mujeres a lo largo de la historia humana. Se cree que fueron creadas originalmente por las mujeres japonesas antes de su expansión a China, India, Vietnam y luego en Europa antes de darse a conocer en todo el mundo.

Tradicionalmente estaban formadas por dos bolas de latón huecas, de las cuales una estaba vacía, y la otra o bien contenía mercurio o bien una bola de metal pesada más pequeña. Actualmente se pueden encontrar de una variedad de materiales como silicona, metal o vidrio.

La primera bola se inserta en el cuello uterino seguido por la segunda bola hasta que hagan contacto. Cuando las bolas están en su lugar, incluso un ligero movimiento de las caderas o los muslos hará que el contenido de la bola produzca una vibración agradable.

Un ejemplo común de su uso es insertar las bolas como se describe anteriormente y luego moverse suavemente en una mecedora o un columpio.

Puede realizar los ejercicios de Kegel para ayudar a mantenerlas en la vagina, fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar la elasticidad de la vagina.

Las bolas chinas son anteriores a nuestro más moderno concepto de los ejercicios de Kegel, pero muchos creen que fueron utilizadas históricamente para proporcionar muchos de los mismos beneficios que los ejercicios de Kegel se proponen alcanzar.

 

 

Cómo se usan las bolas chinas


Hay varios pasos que debes seguir para saber cómo se usan las bolas chinas de una manera conveniente y apropiada. Sigue los siguientes pasos cuidadosamente mientras usas las bolas chinas. Recuerda que antes del primer uso es importante esterilizarlas. Puedes meterlas diez minutos en agua hirviendo. Debes lavarlas con agua y jabón neutro antes de introducirlas en la vagina y debes esterilizarlas a menudo. Recuerda también lavarte bien las manos antes de empezar.

Paso 1. Primero vacía la vejiga antes de insertar las bolas en tu vagina.

Paso 2. Inserta las bolas con cuidado una a la vez.

Puedes usar lubricación para ayudar a guiarlas hacia la vagina. Si tienes problemas para insertarlas, intenta levantar una pierna o acostarte para que la bola pueda penetrar perfectamente.

Paso 3. Aprieta suavemente los músculos de las piernas y los músculos de tu vagina.

Esto funcionará para ayudar a sostener las bolas con fuerza en tu vagina. Tendrás una sensación de penetración en la vagina, pero seguramente te acostumbrarás a la sensación en un momento.

Paso 4. Mantén las bolas en tu vagina durante al menos 15 minutos.

Esto se debe hacer al menos una vez al día para que los músculos de tu vagina puedan fortalecerse con efectividad. Para una mejor experiencia, puedes sostener las bolas durante una hora más o menos.

Paso 5. Si las bolas se caen, asegúrate de lavarlas adecuadamente.

Haz esto usando agua limpia y jabón. Luego vuelve a insertarlas.

Paso 6. Una vez que hayas terminado de usar las bolas, puede sacarlas de tu vagina de varias maneras. Por ejemplo, puedes saltar y estirar con fuerza, estornudar, toser o sentarte en posición de evacuación intestinal.

Paso 7. Una vez limpias, puedes guardarlas en una bolsa de tela para aislarlas del polvo y la suciedad exterior.

 

 

Consejos para usar las bolas chinas

No es raro encontrar mujeres en Internet que afirman usarlas en público y muchas de ellas probablemente lo hacen. Pero antes de usarlas en público, asegúrate de practicar usándolas en casa hasta que te sientas muy cómoda con ellas y puedas mantenerlas durante un tiempo muy largo. De lo contrario, ¡podrías pasarlo mal en público!

Es mejor usar las bolas en casa y evitar realizar una actividad física rigurosa con las bolas dentro, ya que las hará resbalar. Las bolas pueden deslizarse incluso debido a estornudos o tos. No te gustaría que las bolas se caigan mientras estás en público. Una vez que los músculos de su piso pélvico se vuelven lo suficientemente fuertes como para sostenerlas, puedes intentar usarlas en público. Sin embargo, ¡debes tener en cuenta que los detectores de metales se activarán con bolas de metal!

Las bolas de metal o vidrio pueden ser más difíciles de usar y mantener para las principiantes. Es mejor que comiences con bolas de plástico o de silicona. Las principiantes que tienen músculos débiles deberían usar bolas de plástico o bolas de duotono más grandes en lugar de usar bolas de metal, ya que las últimas pueden caerse. En caso de que tus músculos estén débiles, debes comprar bolas de plástico o bolas de duotono más grandes ya que las bolas de metal son comparativamente más pesadas y pueden salirse.

Deberías comenzar con un conjunto más pequeño de bolas y proceder a bolas más grandes y pesadas una vez que los músculos de tu piso pélvico se vuelvan fuertes. Puede tomar algunas semanas para usar las bolas chinas regularmente antes de que los músculos de tu piso pélvico se vuelvan lo suficientemente fuertes como para sostenerlas mientras realizas actividades físicas.

Si utilizas lubricación entrarán más fácilmente, pero ten en cuenta que cuanto más fácil entren más fácil van a salir. No te pases con la la cantidad de lubricante que utilices.

Puedes usar una o ambas bolas mientras tienes relaciones sexuales. Las bolas ayudan en la estimulación del pene y también aumentan la lubricación de la vagina de forma natural.

Es necesario lavar las bolas con agua tibia y jabón neutro antes y después de cada uso. Si está utilizando bolas que están conectadas a través de una cadena de silicona o de algún tipo de recubrimiento, toma el tiempo para desmontarlas y lava completamente alrededor de las conexiones. Las bolas de metal o de vidrio no unidas son las más fáciles de limpiar. En caso de que estés utilizando pelotas de látex, ya que son cómodas, debes limpiarlas cada vez para evitar la acumulación de bacterias.

No te asustes si tienes problemas para sacarlas o si se quedan atascadas. No pueden perderse allí, así que relájate, añade un poco más de lubricante, muévele o ponte en cuclillas y puja. Ya verás que saldrán solas.

 

Las expectativas de ajuste

Si acabas de leer Cincuenta Sombras de Grey o escuchar acerca de las bolas chinas por una amiga y estás ansiosa de probar esta experiencia, será mucho mejor si tienes las expectativas correctas. Si no sabes qué te estás metiendo podrías hacer una elección equivocada y terminar decepcionada.

Si pasas algún tiempo leyendo comentarios de bolas chinas verás un montón de personas que empezaron la experiencia con expectativas poco realistas. Mira los comentarios de los diseños más simples, como bolas de acero inoxidable no unidas.

¿Cómo puede haber tanta diferencia entre los usuarios de algo tan básico como son las bolas chinas? La respuesta es que algunos usuarios estaban esperando algo totalmente diferente a lo que consiguieron.

No estamos tratando de sugerir que todas las malas críticas a estos productos son a causa de esta ignorancia. Algunos productos realmente son malos o de fabricación barata.

Esa es la razón principal por la que sólo contamos con una pequeña selección de productos en este sitio. Siempre estamos buscando las mejores ofertas pero es muy difícil encontrar una combinación de materiales y de calidad a un precio razonable. Es incluso difícil de encontrar alta calidad cuando se incluyen los productos que se venden a precios razonables.

 

 

¿Qué bolas chinas comprar?

El mayor problema que enfrentan muchas mujeres es elegir las bolas chinas correctas para ellas. Esta información te ayudará a saber cómo elegir las bolas chinas adecuadas para ayudarte a aprovechar al máximo tu fortalecimiento vaginal y qué evitar.

 

¿Qué bolas chinas elegir?

 

Las bolas chinas pueden ayudar a las mujeres a sentir sus ejercicios de Kegel y fortalecer progresivamente los músculos del piso pélvico. Están disponibles en una amplia gama de diferentes estilos, tamaños, colores, materiales y pesos.

Elegir las bolas correctas depende de tu cuerpo y tus necesidades de ejercicio. Los ejercicios de bolas chinas pueden ayudar a fortalecer y restaurar el piso pélvico y motivar tus ejercicios regulares.

 

Elegir el tamaño correcto de las bolas chinas

Las bolas chinas están disponibles en una variedad de tamaños diferentes con algunas bolas de mejor tamaño para adaptarse a algunas mujeres más que otras.

Es importante asegurarse de que las bolas que elijas se sientan cómodas y se mantengan en su lugar cuando estés parada para ejercicios de Kegel en posición vertical.

Las bolas chinas tienden a mantenerse en posición más fácilmente que los ejercicios pélvicos de cono estrecho, lo que las hace muy adecuadas para las mujeres que han tenido un parto vaginal anterior.

 

Conoce tu tamaño interno

Como guía general, puedes conocer tu tamaño interno mediante:

  • Tamaño de tampón preferido: pequeño, mediano o grande
  • Número de partos
  • Inserción cómoda de 2 dedos dentro de la vagina
  • Diámetro vaginal de más de 2 dedos

 

Conoce el peso inicial

Las bolas chinas están disponibles en diferentes pesos y esto generalmente varía de un fabricante a otro.

Idealmente, comienza con el peso más pequeño que puedas levantar y apretar cómodamente utilizando los músculos del piso pélvico durante varias repeticiones.

Algunas bolas chinas están disponibles en juegos de bolas que incluyen una gama de bolas progresivamente bien adaptadas para progresar en los ejercicios de Kegel. Esta característica te permite comenzar con la bola ponderada más apropiada y progresar a una bola con mayor peso según lo desees.

 

Lista para usuarias de bolas chinas

Cuando escojas tus bolas chinas, considera lo siguiente:

  • Bolas de tamaño correcto
  • Peso de las bolas apropiado para la fuerza actual del piso pélvico
  • Posibilidad de agregar peso adicional para un desafío adicional
  • Material de calidad y fabricación
  • Materiales seguros
  • Fácil de limpiar e higiénico

 

 

¿Cuánto cuestan las bolas chinas?

Si estás buscando para comprar bolas chinas, es importante asegurarte de que estás recibiendo calidad. Hay una gran cantidad de productos baratos en el mercado que te pueden dar malos resultados.

Por otro lado, algunos muy buenos productos se pueden encontrar a buen precio. Es importante investigar y leer los comentarios para asegurarte de comprar bolas chinas de la más alta calidad posible.


 

Una recapitulación rápida. ¿Cómo se usan las bolas chinas?

Aquí tienes algunos consejos, junto con instrucciones paso a paso.

  1. Encuentra un lugar tranquilo donde no te molesten y te sientas cómoda.
  2. Usa lubricación para ayudar a que las bolas se deslicen en tu vagina.
  3. Coloca e inserta lentamente la bola o bolas en la vagina, mientras estás en una posición relajada.
  4. Sostén las bolas dentro de tu vagina tensando los músculos de las piernas y haciendo ejercicios de Kegel.

 

Colocar las bolas es un proceso relativamente sencillo, pero puede variar un poco dependiendo de qué tipo de bolas estés utilizando. La idea básica es siempre la misma: conseguir insertarlas sin hacerse daño.

Para obtener más información acerca de cómo obtener la firmeza de nuevo en tu área íntima, visita http://www.vaginaestrechasinvaginoplastia.com/.